ESTE BLOG ESTÁ DEDICADO A MI FAMILIA: EN EL HAY RETAZOS DE MI VIDA QUE ELLOS NO CONOCÍAN Y QUE NO QUIERO QUE SE QUEDEN EN EL OLVIDO, PUES OLVIDAR ES MORIR.
ESPERO VIVIR SIEMPRE EN LA MEMORIA DE LAS PERSONAS QUE AMO.

sábado, 9 de abril de 2011

LA VIDA, TAL COMO ES...


LA VIDA, TAL COMO ES

Cuando la melancolía se apodera de mi, suelo salirme a la terraza a respirar profundamente. Y entonces, la brisa del mar, que mueve amorosa los naranjos de mi huerto, me trae el perfume inconfundible del azahar que los cubre en esta época del año.

¡¡Que aroma se respira!! Y si miro en la lejanía, puedo ver lo lindos montes que, como una madre cariñosa rodea a su Málaga querida; Tal vez, para que nadie impida que el sol, salga cada mañana y le de esa claridad tan limpia. A ya, en el horizonte, se divisa ese mar azul, y casi, creo estar en su playa dorando mi cuerpo, en un intento por retener el tiempo, y soñar que todavía soy joven, y que aun queda mucha mujer en mí.

Como soñar, ¡es gratis! Sueño despierta para ahuyentar la soledad y la pena, que de vez en cuando, asoman por mi vida. Hay que seguir luchando, pues la vida, ¡es como es! Todo pasa y todo llega, y también la soledad, tiene cabida en mi corazón, lo mismo que la esperanza…Nunca la perderé, pues soy una luchadora nata, y contra viento y marea, mi veleta seguirá varada, hasta que mi amiga la muerte, se de otra vuelta y me lleve con ella.

Hasta entonces, aguantare mi tristeza, e intentare, reír de vez en cuando…¡¡Pues dicen que la risa es muy sana!!

3 comentarios:

Jesús Cotta Lobato dijo...

Eso mismo hago yo cuando estoy triste: reírme. No sé si me río porque estoy contento o si estoy contento porque me río. También pienso en Dios y en mi ángel, que me cuidan y me defienden y me quieren. Y entonces verás cómo el sol te dora otra vez.

LA CASA DE LALAINA dijo...

Esperanza sera que estamos en una edad un poco tontorrona,pues yo también me encuentro muy triste; pero no tengo ese lindo jardín que tu tienes para contemplar.
Un fuerte abrazo.

espe-laveletavarada dijo...

Ya sabes querida amiga, que la vejez es muy nostálgica...¡¡Si quieres te presto el mio! Cuando quieras a tu posposición.
Un abrazoooo